viernes, 25 de mayo de 2007

Published 21:46:00 by with 0 comment

Petalos


Ahí estaba. Indefensa. Con su gótica belleza.
Sabía que su final era perecer deshojada.
Sin embargo, aceptó su destino.
Un retrato quedó para perpetuar su existencia.
Es la magia de la fotografía...
    email this       edit