jueves, 1 de septiembre de 2011

Published 11:22:00 by with 0 comment

Vida en las Aguas...

La vida está en los lugares mas increíbles. Sobre todo en el agua. Y aún no aprendemos a respetarla.

Contaminamos indiscriminadamente sin saber que todas nuestras acciones se devuelven al punto de origen.

Pescamos mas de lo que necesitamos y extinguimos especies milenarias.

Importamos o introducimos variedades animales o vegetales que, al estar en un entorno diferente a su habitat normal, se convierten en depredadores de las especies nativas que no están preparadas para hacerles frente y sobrevivir.

Y después reclamamos porque los alimentos escasean y por ello aumenta su valor.

Como especie humana, estamos disminuyendo la natalidad. Vamos muy pronto a ser un planeta de adultos mayores. Eso se ve en Europa y otras zonas del mundo.

En nuestro país, los jóvenes disfrutan la vida sin pensar en matrimonio y menos en dejar descendencia. En las zonas extremas del país, la natalidad está en descenso.

A pesar de estar en tiempos de paz, insistimos en que vivir en la capital es lo mejor, descuidando las zonas limítrofes del norte, centro y sur. Lo que no hacen los países vecinos. Que se preocupan de ir incrementando la población en esos puntos. Dándoles un mejor pasar con mayores oportunidades de trabajo y mejorando sus servicios sociales. Es un tema básico de seguridad nacional que nosotros, tan centralistas, seguimos descuidando.

Pareciera que nos acostumbramos a vivir pendientes de las miserias de la farándula y los escandalillos de "personajes" que son flor de un día. Descuidando así nuestro futuro como nación.

Eso es mucho más cómodo que pensar, pero, si seguimos enajenados. Dejando las cosas "para después". O para hablar de ella en vísperas de elecciones. Y, pasadas estas, volvemos a nuestras evasivas rutinas de vida.

La vida, si no la amamos y respetamos, nos va a ir dejando de lado.

Recordemos que la cosa es "sin llorar".

Con nuestra inacción se nos va pasando el tiempo. Y, aunque en un futuro muy cercano, nos tocará vivir días de lamentos y desolaciones, ya será demasiado tarde.

Y otras especies, con los pies mas en tierra, nos desplazarán hacia la muerte y el olvido sin nostalgias...
    email this       edit