jueves, 2 de agosto de 2012

Published 09:53:00 by with 0 comment

Las super cámaras robóticas en los Juegos Olímpicos.


Los Juegos Olímpicos son una tremenda oportunidad para ver los avances de la tecnología en materia de capturar en pantalla los momentos mas épicos de los más de 10.000 atletas que participan en Londres 2012.

En estos Juegos, los medios más importantes han sacado a relucir un equipamiento de tecnología robótica nunca antes visto que permitirá que “desde el momento que un atleta cruce la meta, su fotografía llegue a un periódico en Australia en alrededor de 180 segundos“, afirma Ken Mainardis de Getty Images, la agencia fotográfica oficial de Londres 2012.

video
Los brazos robóticos llegaron a la fotografía

Una de las características de la cobertura de los medios de comunicación a estos Juegos Olímpicos es la masiva instalación de brazos robóticos con capacidad para rotar en los tres ejes para la toma de fotos estáticas, algo común para las cámaras de televisión pero que ahora debuta en la fotografía deportiva.

Sin embargo la tecnología no vino a reemplazar al humano, sino complementarlo, pues las máquinas son manejadas a distancia por fotógrafos profesionales con un joystick mientras ven en la pantalla de un laptop todo lo que la cámara registra.



La idea de estos mecanismos es lograr tomar imágenes desde lugares inaccesibles a los fotógrafos tanto por asuntos de espacio físico, como por razones de seguridad. “La cámara no está pensando por nosotros. El fotógrafo aún esta ahí tratando de sacar la foto que él quiere“, asegura Shaun Botterill, fotógrafo de deportes de Getty. “De todas formas, es un gran salto para nosotros“.

Varias agencias fotográficas están usando el brazo robótico diseñado por Fabrizio Bensch y Pawel Kopczynski, fotógrafos de Reuters, para capturar a los atletas con un sistema que permite controlar la velocidad del obturador, la sensibilidad de la imagen, su tamaño, etcétera. “Ahora somos capaces de poner las cámaras en lugares donde nunca han estado antes (…) Instalé una unidad arriba de una viga a 30 metros de altura, un lugar donde ningún fotógrafo ha podido estar en los Juegos Olímpicos previos“, aseguró Bensch.
    email this       edit